Recuerdos de la nieve

Le estampó una bola de nieve en la cara y corrió tan rápido como pudo hacia el bosque. Él gritó sorprendido entre risas, no se esperaba algo así. Rápido, salió tras los pasos que había dejado la muchacha en la nieve. Cuando la alcanzó, estaba de pie sobre el lago congelado. Lo observó con un rostro que jamás olvidaría, cubierto de lágrimas y lleno de miedo, mientras una enorme criatura rompía el hielo bajo ella y la devoraba. Su propio grito lo despertó. Sentía su cuerpo cubierto en sudor y el corazón desbocado. Volteó, como siempre, hacia la ventana que daba al lago. La luz de sol amaneciendo iluminaba una inmensa sombra bajo el hielo.

[Total: 0 Promedio: 0]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.