La leyenda de la hamaca

Cuenta una leyenda que al sur del reino de Skov hay un antiguo bosque milenario donde se pueden hallar maravillas y milagros. Este lugar mágico, habitado por cientos de criaturas fantásticas, es protegido por un poderoso árbol. Una vez, hace muchas, muchas estaciones, el Señor del Bosque dejo habitar entre los suyos a una mujer humana, de la cual se enamoró. Aunque prohibido estaba, decidió disfrutar la efímera vida de su amada.

Sin embargo, cerca de su muerte, no pudo dejarla ir y a su corazón se rindió. Así que, usando el poder que guardaba, la convirtió en una de sus ramas. La rama, temerosa de olvidar lo que una vez fue, le pidió colgar de ella algo que se lo recordara. Él, sin poder negarse a los deseos de su eterna amada, le ofreció una mágica hamaca. Así comenzó la leyenda que daría esperanza a muchas generaciones y que hasta este día sería buscada.

“Si bajo el Señor del Bosque te dejas mecer,
justo un momento antes del anochecer,
el corazón de tu amada has de obtener.”

Poema popular de Ilúvatar.

Nota de la autora:

¡Holitas! Este microcuento forma parte de la colección de Leyendas de Ilúvatar, el mundo donde se desarrolla mi novela “Doncella de hielo“. Actualmente, tengo pausada la publicación de la novela. Sin embargo, estoy trabajando en su historia y en el Worldbuilding de la misma. Por lo que espero te haya gustado conocer un poco de Ilúvatar a través de La leyenda de la hamaca. Si te ha gustado, te animo a calificarlo con estrellas y dejar un comentario con tu opinión. Gracias por leerme y te deseo lo mejor.

[Total: 2 Promedio: 5]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.