Era otro dia de tarde soleada pero fresca pero la ciudad esta permeada por una atmósfera de alguna manera sombría, no es que me queje, acostumbrado a cosas peores estoy, pero no puedo negar que incluso en todas mis vidas es la primera vez que alguien me ha dicho deseo saborearte fuera de un ámbito sexual, no negare que esto capto mi interés . . . 

Estuvimos ahi parados un tiempo mirándonos fijamente, esperando un movimiento, una reacción pero nada sucedió, sin sonido, incluso el caer de un pelo se escucharía, empezaba a hartarme así que rompí el silencio. – Entonces no piensas hacer nada?, si eso es asi agradeceria que dejaras de perder mi valioso tiempo- Claro que si mi muy valioso tiempo, que he estado gastando en vaguear por la web y demas chucherias, supongo que nada se le puede hacer, huh.

-Oh, lo siento no esperaba que estuviera mal gastando tu muy “Precioso” tiempo, que increíblemente veo que lo utilizas en vagar por la zona central de la ciudad en conocer chicas lindas – Me hele- . . .- cómo es posible que ella supiera eso, acaso me espiaba?, pero no podría ser posible, tengo el hábito de mantener mi percepción a un kilómetro de distancia para evitar problemas, en cualquier caso necesito salir de aquí.

-Si nada mas pensabas decirme eso entonces me retiraré, tengo cosas pendientes aunque no lo parezca- Seguido me voltee y comencé a caminar rumbo a la parada del camion, llegando voltee atrás pero no encontré a la mujer con la que hablaba.

 


“Si miras en el Abismo, El abismo Mirara en Ti” – Friedrich Nietzsche

Una frase que encontré en algún momento durante mis ratos libres, lo que hubiera dado por conocer a este hombre y preguntarle que pensaba para llegar a la concepción de esta frase, tristemente esta muerto, algo incambiable y que por mas triste que sea no deberíamos llorar.

“La muerte es el Remedio de las Penurias Humanas” – Yo mismo

Perdido en mis pensamientos veia el trafico pasar al lado del camion mientras se dirigía una estación cerca de mi hogar, vivía en las afueras de la ciudad, no es por que no tuviera la capacidad de vivir dentro pero era mi preferencia y el lugar era especialmente tranquilo, o al menos así debe serlo…


 

-Huh?- fue lo unico que podia decir, pues al entrar a mi hogar, específicamente la sala, encontré a la mujer con la cual hable hace una hora, sentada cómodamente comiendo botana, mi botana favorita, viendo television en la sala, que al momento de verme me dijo – Ah?, tardas mucho, no podras simplemente volar o teletransportarse aqui, eres un usuario como yo, no?, de cualquier manera estaré viviendo contigo de ahora en adelante, espero nos llevemos bien- Luego sonrió, una sonrisa mas parecida a la de un demonio que a la de un humano, alguien problemático a llegado a perturbar mi tranquilo estilo de vida.

Clasificación de estrellas: Vota cuánto te ha gustado.
[Total: 1 Average: 3]
Share: