Relatos Rincón de lectores

Ganador del desafío de enero: Pandora’s Actor

¡Hola, gente! Hace unos meses ya que hemos estado llevando a cabo desafíos de escritura en nuestro servidor de Discord. Para motivar aún más a los muchachos, el mes pasado pusimos de premio la publicación en Krystal. Por lo que, a partir de este mes, también podrán leer historias de los lectores que ganen el desafío mensual que hacemos.

Todos los meses son consignas diferentes para escribir relatos originales. Así que espero, quienes estén interesados, nos visiten en nuestro servidor de Discord. También, disfruten los relatos de enero que hizo nuestro tiernoso lector Pandora’s Actor (Laucyl) y con los que ganó el desafío.

Para quienes no saben, el desafío de escritura de enero consistía en realizar 4 relatos originales en base a las palabras Aldeano, Bosque, Héroe y Demonio.


Aldeano

El trabajo de aldeano es un rol con el cual todos los humanos nacen y es por ello que necesitan subir de nivel para poder cambiar de clase y obtener otro trabajo.

El aldeano es un rol “inútil” si no ha subido de clase. Por lo que, quienes no pueden cambiar de trabajo a causa de ello, son llamados inútiles. Ya que nunca podrán subir de clase, es lo mismo que decir que son basura, como yo, un aldeano de 17 años.

Aunque nunca me preocupe por ello, tratar de decirle lo que siento a la chica que me gusta, fue mi error…

「M-m-me gu-gustas, por favor, sé mi novia. 」

Aunque sé que a ella yo le gustaba, no pude evitar tartamudear al hacerlo.

「¿Eh? Lo siento, no me gustaría salir con un ‘aldeano’. Así que disculpa, me voy. 」

「Espera, ¿por qué? Pensé que nos gustábamos. 」

Dije eso descaradamente tratando de aferrarme a ella.

「¿Realmente te tengo que decir? Solamente eres un inútil, así que no me hables más, “aldeano”. Adiós. 」

Cuando me dijo eso, algo se rompió. ¿Ah? Fue mi corazón.

Al pasar eso, me fui de ese lugar corriendo, tratando de huir de la cruel realidad.

No lo pude soportar, así que me encerré en mi humilde casa.

A mi edad debemos independizarnos y buscar algo para nuestras vidas, pero supongo que moriré solo… Así que, ¿por qué no adelantar las cosas y hacerlo ya?

Pero, yo no quiero morir solo. Diciéndome eso, empecé a llorar. Que lamentable, pensé.

Al pasar las horas, calmé mi mente y aun me dolía el corazón. No quería hacer nada, pero no podía seguir así. Ya era de noche y había luz debido a las tres lunas. Que hermoso, pensé.

La forma más rápida de subir de clase era, por supuesto, matando monstruos.

Al armarme de valor, agarré una espada de hierro con manchas de óxido. Esta espada era un legado de mi abuelo, ya que él era un granjero, nadie la necesitaba. Por ello, la pedí y me la dieron.

Al agarrar un bolso con algunas provisiones, puse la espada en mi cintura y me fui de mi casa. Si es que se le podía llamar “hogar”.

Al entrar en el bosque oscuro en la noche, débilmente iluminado debido a las lunas, oí un aullido.

「Si no recuerdo mal, se llamaba 『Lobo lunar』…」

Susurré para mí mismo. Saque mi espada y apareció un joven lobo. Se abalanzó contra mí y contrataqué. Después de media hora, por fin pude matarlo.

【Has matado un Lobo Lunar Joven.】

【Obtienes 5 puntos de experiencia】

【Has subido 1 nivel.】

Al oír eso, me emocioné y, olvidando las heridas que tenía por las garras del lobo, corrí buscando otro. Eso fue mi perdición.

Al pasar 2 minutos, vi otro lobo pero este era diferente. Tenía ojos rojos, unas ligeras protuberancias en la cabeza parecidas a cuernos y su pelaje resplandecía de color plateado.

Seguí eufórico, debido al lobo anterior, así que corrí y realicé un corte vertical, pero cuando lo noté, el lobo ya no estaba ahí…

Al momento siguiente, me dolió el muslo y no pude mantener el equilibrio. Caí sentado.

Cuando vi mi pierna izquierda, donde me dolía, no había nada ahí.

「¿Eh?」

No tenía mi pierna, no había nada de mi muslo para abajo

「¡Kyaaaaaaaaaaaaa¡」

Al ver eso, mi mente procesó todo y sentí dolor. Era un dolor que me hacía desear morir. Se escuchó un gruñido a mi lado derecho.

Era el lobo con mi pierna…

Al verlo, olvidé mi dolor y me puse helado, ya no podía moverme y solo nos veíamos a los ojos.

En un momento, lo perdí de vista y ya no estaba. Seguido, sentí dolor en mi brazo derecho.

Volví mi vista y no había nada. Mi brazo derecho desapareció y oí un sonido de algo riéndose.

Tal vez era por la adrenalina, el miedo o ambas, pero ya no sentía dolor.

En ese momento, agarré mi espada por un impulso, como si supiera que si no lo hacía moriría y la apunte al frente. Sentí algo golpeándola en la punta y se resbaló de mi mano incrustándose en mi pecho izquierdo, evitando mi corazón.

【Has matado un familiar de 『Fenrir』, el Rey Hombre-Lobo.】

【Has obtenido 873 puntos de experiencia.】

【Has subido 49 niveles. Ahora eres de nivel 50.】

【No se puede subir de nivel. Necesitas otro trabajo para obtener más.】

【Has obtenido el título de 『Cazador Suertudo』. 】

【Puedes cambiar a clase de 『Cazador』.】

Al oír las notificaciones, estaba feliz, pero no debería de estarlo.

Mi pierna y brazo no se regenerarían y me desangraba gravemente por mis extremidades, además de tener una empuñadura clavada en mi pecho.

Al pensar en esto, reí. Me reía por la ironía, ya que moriría solo.

Me desplomé para atrás con la espada en mi pecho que no cedía y el familiar cayó, a lo largo de la espada, mi pecho, clavando sus colmillos en mí.

Lo último oí fue la siguiente notificación.

【Has sido mordido por un familiar de 『Fenrir』. 】

【Has obtenido 『La maldición de Fenrir』. 】

【Has sido convertido en un Hombre-Lobo.】

【Has cambiado de clase a 『Familiar』. 】

【Has obtenigo el trabajo de 『Cuidador del bosque』.】

Al oír eso, cerré mis parpados, ignorando mi alrededor. Había realizado mi deseo de no ya ser un aldeano…


Bosque

En este mundo irracional y lleno de monstruos, la vida es tan frágil como el cristal. Los débiles mueren y los fuertes se fortalecen. La vida es fugaz…

Hay diferentes lugares de muerte y desolación, pero el lugar donde reinan los monstruos son los bosques.

Estos lugares se encuentran malditos para dar cabida a la muerte insondable que nunca desaparece.

Estos son los cementerios perfectos, ya que lo que entra ya no sale.

Déjame contarte un cuento de la antigüedad sobre una vida fugaz en este bosque… El cual empieza si según recuerdo.

Yacía en el suelo una débil vida, recién nacida. Su única compañía era su madre, la cual no pudo soportar el parto y estaba en el suelo, inmóvil y sin vida.

El recién nacido empezó a llorar por su madre que yacía a la par de él. La triste vida se arrastró a su madre tratando de buscar alimento.

Después de un rato arrastrándose, no oía nada de respuesta de su madre o familiar. Se encontraba solo…

Al seguir arrastrándose, chocó con algo tibio pero inmóvil que no respondía.

La débil criatura se mecía sobre este tumulto buscando algo.

Al pasar de las horas, esta criatura estaba hambrienta. Buscando comida, sus instintos le llevaron de nuevo al tumulto.

Al tocarlo de nuevo, abrió su boca y empezó a corroer lentamente su piel con sus pequeños dientes. Engullía, lentamente, la carne llena de sangre. Sin saber que era su madre.

Cuando pudo abrir sus ojos, vio el hermoso mundo.

Cuando tenía sed, iba a un charco cercano y tomaba agua viendo su rostro.

En el segundo día, vio el rostro de su ‘comida’ y empezó a llorar al entender que era su madre. Vio las 2 lunas juntas y pensó que pudo haber sido él con su madre. Empezó a llorar, nuevamente.

Al cabo de 5 días, ya había crecido a su etapa de niñez.

Ya era de noche cuando dejo de comer, al ver el cuerpo de su madre sin carne y piel.

Vio a las lunas y empezó a llorar.

Agarró la cabeza de su madre y se la puso encima, quedándole grande. Agarró otro hueso largo, se levantó y se fue de su lugar de nacimiento…

Había pasado un año, había crecido a su etapa adulta sin quitarse el cráneo de su madre nunca.

En las noches, lloraba desconsoladamente haciendo pequeñas grietas al cráneo de su madre. Este se asimiló a la suya, reflejando su error y la marca que jamás desaparecería, pero siempre estaría junto a su “madre”.

Lloraba casi siempre.

Lloraba siempre…

Este cuento relata la historia de una criatura débil, con una vida fugaz que una vez dominó todo el bosque, convirtiéndose en una pesadilla que desapareció lentamente…

La vida es fugaz y es como el cristal, pero los que la conserven se vuelven fuertes en estos bosques de muerte y desolación.


Héroe

El héroe es aquella persona que vence al Rey Demonio y restablece la paz.

Todas las personas anhelan este título, aunque aquellos que lo obtienen nunca lo quisieron cuando ya lo tuvieron.

Hay una peculiar historia de un clan que en su línea de sangre es en la cual despierta el héroe.

El cual desde temprana edad entrena para serlo y tener las posibilidades de convertirse en uno.

Cuando lo es, comienza su entrenamiento infernal con tal de poder vencer al Rey Demonio y salvar a la humanidad.

Es un muñeco, una cáscara sin sentimientos con el objetivo de matar al Rey Demonio.

Cuando logrea este objetivo, ya no tendrá razón de ser y lo desecharán a la basura.

Pero hubo uno que evitó ese destino al estar en el castillo del rey y ganar su favor.

Pero todo lo que veían era el título de “héroe”.

No podía sentir el sentimiento llamado “amor”.

Todas y cada una de las personas solo lo “amaban” por ser el héroe.

Aun cuando se disfrazó de una persona normal, el mundo no era como él siempre lo veía.

Fue rechazado por cada chica que conocía durante sus viajes pero solo cuando descubrían que era el héroe, lo “amaban”.

Eso hizo sufrir su corazón.

「¿Esto es amor? ¿Sentir este dolor en mi pecho? No lo necesito…」

Cuando decidió dejar de buscar el amor, él lo encontró, el verdadero amor.

Una chica que no lo conocía.

Una chica que vivía en los barrios pobres.

Una chica pura en un lugar de inmundicia.

Caminaba solo con una tela que la cubría.

Aunque no era linda ni fea.

Nadie la miraba, solo la ignoraban.

Solo él la vio.

Cuando eso sucedió, su corazón palpitó por primera vez en su vida.

Él la siguió y la alcanzó.

Él la ayudó y le dio otra ropa, zapatos…

Le dio otro tipo de vida…

Una mejor vida de la que tenía.

Él le dijo que la amaba desde que la vio y le contó su pasado.

Pero cuando ella descubrió que él era el “héroe”, su corazón se llenó de maldad y codicia.

Él se dio cuenta que ella cambió y sufrió al ver que ella ahora solo veía al “héroe”.

「¿Por qué esto me pasa? 」

Sufriendo al ver que el mundo conspiraba contra él, decidió otra vida.

「¿Este mundo es para mí? No lo es.」

Así, él se convirtió en el primer 『héroe demoniaco』.

Y al fin conoció su amor.

La 39° Rey Demonio, la cual era una chica igual que él.

Una cáscara…


Demonio

El ser llamado 『Demonio』 se supone que debe ser el enemigo natural de los humanos, aunque parece que yo soy “especial”.

Yo no tengo ese típico prejuicio y odio de los demonios hacia los humanos.

Mi nombre no es importante, solamente diré que me casé con una humana con el trabajo de 『Santa』. Aunque ella no sabe que soy uno de los que ella debe exterminar, tenemos una hija.

Aunque eso cambió hace 2 días… Solo les diré brevemente qué sucedió.

Hace 2 días, vino una caravana del Santo Papa a la ciudad y eso fue lo que inicio todo.

Cuando el Santo Papa se estacionó en la ciudad para descansar, algunos paladines fueron a patrullar la zona y mi hija pasaba por esos lugares.

Cuando uno de ellos trató de sobrepasarse con ella, mi hija lo golpeó en la cara y él, lógicamente, se enojó y la agarró.

Al ver que mi hija no llegó en la noche, la empecé a buscar desesperadamente en toda la ciudad. Hasta que me di cuenta que iban a ejecutar a una bruja y vi que era mi hija.

Al día siguiente, corrieron la voz y llegoó una multitud a ver la hoguera donde mi hija estaba amarrada.

Si hubiera llegado un minuto antes… No, un segundo antes… La hubiera salvado.

Al verla ardiendo en la hoguera, algo se rompió dentro de mí y desate mi furia.

Mi nombre humano era Dean. Aunque mi nombre demoniaco era Dantalian, un Rey Demonio. Exactamente, era el único que pudo matar al héroe, al tener una alta resistencia a elemento santo.

Mi visión se puso turbia, me crecieron los dos cuernos parecidos a la de los carneros y unas alas de murciélagos.

Caminé, lentamente, hacia la hoguera y entré en ella, ignorando el daño que me hacía.

Solamente quería abrazar una última vez a mi hija, la única cosa que tenía y amaba, a excepción de mi esposa.

Derribe el pilar y agarreé a mi hija. Estaba carbonizada con una capa de carbón negro como la noche.

Lentamente, la puse en el suelo y besé su frente, derramando unas lágrimas de tristeza y odio.

Maté a todos los paladines, santos y hasta al Papa… Excepto a mi esposa.

Ella, al verme así, se quedó helada.

Ella no salvó a nuestra hija. Solo la vio sufrir en el fuego, pero, aun así, no podía odiarla y menos matarla.

Al final, me acerqué a ella y dije sufriendo.

「Mátame, por favor.」

Dije esas palabras llorando.

Como si ella no le importara, hizo su magia y se rió de mi.

「Al menos pude matar a los demonios…」

Yo, al ver eso, se me destrozó el corazón y desaparecí, dejando atrás unas débiles palabras que sólo yo y ella escuchamos.

「Te amo.」

Ella lloró después de verlo hacerse polvo.

「¡¡¡¡Por qué no me dijiste, estúpido!!!! Pudimos vivir felices…」

Dijo, débilmente y llorando desconsoladamente.


 

Clasificación de estrellas: Vota cuánto te ha gustado.
[Total: 1 Average: 5]