Creator Of Creators Novelas web

Creator Of Creators ~Parte 7: Invasión territorial~

Leiko: Estas batallas me recuerdan a mi juventud.
Hime: Abuelo, le recuerdo que tiene usted 20 años.
Leiko: Silencio.

——————————————

Vuelvo a mi campamento mientras cargo el huevo, pero al llegar veo que hay algo al lado: “Eso es… ¿El carruaje de antes?” Paso entre el alambre de espinos y me acerco a la hoguera donde hay una persona: “Buenas, disculpa, pero este es mi campamento… Si no tienes motivos para estar aquí te recomiendo que lo abandones antes de ponerme nervioso.” El hombre se pone en pie repentinamente: “¡Disculpe! Pero soy el conductor de ese carro y no tenia donde quedarme.” Dejo el huevo a un lado y me siento: “Entiendo, en ese caso puedes seguir durmiendo fuera de mi campamento.” Él se sobresalta: “¿¡Ni un ápice de piedad!?” Invoco una espada: “Dispones de cinco segundos puto humano.” El hombre salta por encima del alambre y se queda sentado fuera. Crujo mi cuello y me acerco al carro, dando un par de toques a la puerta… A los dos segundos abre un mayordomo: “Krimel ya te he dicho que… Esto, disculpe.” Y vuelve a cerrar la puerta. Suspiro y me quedo esperando unos segundos, tras ello no aguanto más y estallo: “¿¡Qué clase de modales son esos!? ¿¡Te han regalado el titulo de mayordomo con la caja de cereales o es que sencillamente eres subnormal!?” Mientras grito derrumbo la puerta de un golpe e irrumpo dentro, con ello me quedo boquiabierto.

-Iniciando análisis. Espacio aproximado de unos cincuenta metros cuadrados, detectadas instalaciones de chimenea y otros utensilios… También hay mobiliario de alta gama para vivir. Voy buscando entre las puertas buscando al propietario, de repente encuentro una puerta metálica: “Una habitación del pánico en un cuarto dimensionalmente erróneo…” Voy sacando pequeños explosivos mientras los amarro a la puerta, tras ello me alejo un poco y los detono. Entro pasando entre el humo y encuentro al mayordomo con una espada protegiendo a una chica de pelo plateado que se esconde tras él: “¡No voy a permitir que le pongas una mano encima!” Inclino mi cabeza: “Parece que no nos entendemos, vengo a pedir que se alejen de mi refugio o… Entonces si que tendré que ponerle una mano encima.” El hombre apunta la hoja hacia mi y se prepara para estocar. Invoco una espada ancha e imito su posición.

-Analizando… Distancia entre el objetivo y yo, 3,5 metros. Calculando brazo más hoja… En total 1,2 metros. Distancia a cubrir… 2,3 metros en pasos.- Modifico mi postura a una de desenfundado, con el perfil bajo y expando la hoja disimuladamente, haciendo que la suma total entre mi brazo y la espada sea de 1,4 metros. Ambos avanzamos a la vez, mientras el estoca yo doy un tajo horizontal con el brazo completamente extendido… Él consigue esquivar el corte que iba directo a su cuello en el último segundo teniendo que retirarse. Chasqueo mi lengua y el mayordomo recupera su postura: “Vaya chico, me has sorprendido.” Clavo mi hoja en el suelo y respondo: “He cometido el error de no ir con todo desde el principio.” Cubro mis manos con unos puños metálicos y me pongo en guardia: “Pero no lo haré dos veces.”

<  Anterior • Índice • Siguiente >

Clasificación de estrellas: Vota cuánto te ha gustado.
[Total: 0 Average: 0]