Mientras caemos apoyo mi mano sobre la barbilla: “Francamente, no he planeado como aterrizar.” Valeria se estremece: “¿¡Puedes dejar de hacer las cosas de forma alocada!?” Extiendo una espada y la clavo contra la pared, reduciendo nuestra velocidad, tras ello nos quedamos a pocos metros del suelo y saltamos para irnos andando. Con la princesita cargada al hombro continuo al frente: “¿La salida más cercana de la ciudad?” Ella duda unos segundos, pero finalmente contesta: “La norte.” Asiento y me pongo en esa dirección.

-Desde mi más sincera opinión… Tenéis un cuerpo de caballeros que vale una mierda.- Me golpea dos veces en la espalda: “¡¡¡No hemos tenido que enfrentarnos a un monstruo así desde el último rey demonio!!!” Tranquilamente replico: “No me obligues a quemar iglesias.” Repentinamente un hombre se interpone en nuestro camino: “¡¡¡Vos!!! ¡¡¿Que hacéis fuera de palacio mi señora?!! ¿Y ese aspecto, se ha cambiado de look? Le queda estupendo.” Valeria se queda quieta: “¿A este lo puedo matar yo?” La dejo en el suelo: “Todo tuyo.” Extiende su grimorio y se prepara para la batalla, el caballero se queda quieto: “¿Qué significa esto?” La princesita golpea fuerte con el pie en el suelo: “¡En guardia!” Sonriente observo: “Vaya pequeño Timmy, está sacando su carácter.” Algunas esquirlas de hielo empiezan a aparecer en dirección al caballero, este desenfunda su arma, una espada de madera.

-Iniciando análisis… ¡Enlace mitológico encontrado! Arma creada con una rama de Yggdrasil, capacidad de creación de vida.- Chasqueo la lengua molesto. Valeria enfoca su ataque el frente, el cual es detenido por unas extrañas zarzas. De repente unas raíces salen del suelo y apuñalan los tobillos de la princesita, esta se consigue mantener de pie gracias a dos pilares de hielo que se apoyan en sus axilas: “¡No me voy a rendir!” Una gran descarga eléctrica sale del grimorio, pero una vez más es detenida por las zarzas. Me acerco mientras hago aparecer una espada, con tranquilidad corto las raíces que aún están clavadas en sus piernas: “Idiota, ventaja de tipo, tira de fuego.” Ella abre los ojos e invoca un gran pilar de fuego que engulle las zarzas sin ninguna molestia. El caballero retrocede molesto, con ello sigo avanzando: “Seré tu primera línea, aprovecha la ventaja.” Saco dos espadas y las recubro con aceite, tras ello les prendo fuego: “Juguemos.”

< Anterior · Índice · Siguiente >

Clasificación de estrellas: Vota cuánto te ha gustado.
[Total: 0 Average: 0]
Share: