Creator Of Creators Novelas web

Creator Of Creators ~Parte 15: Parece que he perdido…~

Leiko: Debo decir que una situación parecida se ha dado en la realidad.
Hime: ¿A qué te refieres?
Leiko: No preguntes, tan sólo diré que buscaba los baños y terminé en un cuarto.
Hime: ¿Estás bien?
Leiko: *Se marcha a vomitar.*

————————————————–

Aterrizo volviendo blanda una parte del suelo, también aprovecho para borrar la plancha de metal que ha aplastado un par de casas. Me alejo a un callejón y me quito el manto que he usado para esconderme, luego cambio mi ropa y vuelvo al hostal: “Esto… Buenas.” La chica de recepción se ve excesivamente alarmada: “¡Un terrorista ha atacado la ciudad! ¿¡A caso no se ha enterado!?” Pongo una mueca peculiar: “Así que ese ruido era el terrorista… Espero que la guardia lo haya atrapado.” Ella responde: “¡¡¡Dicen que se ha dado a la fuga!!!” Me rasco la nuca: “Maldito rufián.” Con estas palabras me marcho a mi cuarto. Me dejo caer sobre la cama: “Creo que he hecho demasiado alboroto… Iré a un lugar menos concurrido la próxima vez.”

Me levanto al rato y voy a hacer una ligera caminata.

Tras dos horas escucho un grito: “¡¡¡Alto intruso, esto es el palacio real!!!” Me quedo dudando unos segundos: “No recuerdo entrar en… No me jodas que era esa puerta tan grande…” Crujo mis hombros mientras me relajo: “He llegado por equivocación, si son ustedes tan amables de mostrarme la salida…” Diez de ellos desenvainan sus espadas: “¡Traed su cabeza!” El interruptor de mi mente se pulsa: “Traed aquí las vuestras…” Enciendo creación remota y bloques de varias toneladas empiezan a caer sobre ellos, dejando poco más que papilla. Suspiro algo cansado: “Esperaba que durasen algo más… Y quería sus cabezas.” Sigo andando por los recónditos pasillos mientras voy matando guardias por casualidad… Finalmente me encuentro una puerta algo más grande que las demás: “¿Será el tesoro real? Me pica la curiosidad…” Abro y me encuentro a la princesita con la cabeza sobre el trono y de rodillas, al lado su fiel caballero con la espada levantada: “Esto… Venía buscando el tesoro…” Freis se queda mirando mi figura con los ojos como platos: “¿Qué haces aquí monstruo?” Me rasco la cabeza: “Pensaba que ya eramos amigos… ¿Y ahora me rompes el corazón con tan violentas palabras?” Pone su arma a un lado: “Vete o esta vez lucharé de verdad…” Entro en la sala mientras mantengo las manos en mis bolsillos: “Entiendo… Así que la otra vez me faltaste el respeto al no tomarme en serio ehh…” Pone su cuerpo en una postura extraña, apuntando su arma contra mi mientras la sujeta con una sola mano: “Última advertencia maldito monstruo.” Me siento en el suelo y hago aparecer una bolsa de patatas fritas: “Tranquilo pequeño Freis, ve a lo tuyo, yo vengo a disfrutar del espectáculo.” La princesa patea el suelo mientras escupe la mordaza: “¡¡¿Puedes hacer el favor de comportarte como una persona normal?!!” Me pongo una patata en la boca y contesto: “Si pequeño Timmy, le van a cortar el cuello. Pero pequeño Timmy, debemos dejar que Freis disfrute sus filias…” El caballero se estremece: “¿¡De qué narices hablas!?” Bostezo: “Claro Timmy, a Freis le van las muertas.” Antes de poner mover un solo dedo la espada del caballero se encuentra perforando mi pecho, luego retira la hoja y caigo al suelo: “Vaya… Parece que he perdido…”

< Anterior · Índice · Siguiente >

Clasificación de estrellas: Vota cuánto te ha gustado.
[Total: 0 Average: 0]